Las historias de los emprendedores suelen ser emotivas e inspiracionales, ¿te has preguntado por qué? Es debido a que la mayoría de ellas nos comparten sus logros y éxitos después de haber enfrentado diversas dificultades. A pesar de las “malas rachas”, decidieron ponerse de pie y volver a emprender hasta lograr aquello que anhelaban.

Si estás leyendo este artículo, es porque seguramente has pasado por lo mismo, quizá invertiste en una idea y no resultó como esperabas. Pero no te preocupes, a través de este texto queremos ayudarte a ubicar los errores comunes que cometen los emprendedores y motivarte a empezar de nuevo hasta lograr ver realizado tu sueño.

De acuerdo con Denis Yris, director y fundador de Wortev, el emprendedor es un guerrero que si cae en batalla, se levanta para volver a emprender. 

No rendirse es clave

Denis comenzó su carrera de emprendimiento con una plataforma digital enfocada al turismo. Sin embargo, tras año y medio debió dejarla. Más tarde, su sueño de lanzar un proyecto de inteligencia artificial lo llevó a dedicarse tiempo completo a él. A los 28 años logró conseguir su primera inversión, sin embargo, en el 2008 un huracán impactó Cancún e hizo que sus inversionistas retiraran el apoyo.

Con la idea de continuar su proyecto, Denis Yris decide volver a emprender. Fue a las universidades en busca de talento, donde conoció a su actual socia Isabel Guízar, con quien inició un negocio enfocado al marketing. Este fue creciendo hasta convertirse en una empresa sustentable.

No cabe duda que la perseverancia es un factor clave para volver a emprender y en la mayoría de las historias de éxito. Sin embargo, hay algunos aspectos que pueden ayudar a que éste camino sea menos turbulento.

¿Qué fue lo que lo llevó al éxito?

Te compartimos los 7 errores más comunes al momento de emprender:

  1. Lanzar al mercado una idea sin desarrollar su modelo de negocio: Este modelo debe incluir el análisis y evaluación de las actividades que nos permitirán atraer clientes. Piensa cuál es tu valor agregado y cuál será la estructura de tus costos e ingresos.
  2. Tener un mal manejo financiero: Es esencial que realices una proyección financiera de los ingresos, gastos y utilidades. De esta manera será más fácil comprender cuánto capital requieres para arrancar y lo que sucedería en caso de que los resultados no sean lo que esperas.
  3. Malgastar la inversión de tu negocio: Muchos emprendedores, en cuanto reciben su primera inversión, consideran éste el momento oportuno para comprarse un coche, una casa o rentar una oficina. Lo anterior se convierte en pérdidas más que en ganancias. La ventaja de contar con tu plan de negocios te permitirá ubicar en qué necesitas invertir para arrancar hasta que sea sustentable. Ten paciencia porque generar ganancias podría llevarte un par de años por lo menos.
  4. Emprender en un sector desconocido: En ocasiones queremos innovar. Al hacerlo nos metemos en terrenos desconocidos porque no ubicamos las exigencias del mercado o las dificultades de posicionar un producto o servicio. Por ello, el desarrollar tu modelo de negocio a partir de lo que ya tienes experiencia, te brinda ventajas frente al mercado.
  5. Endeudarte por conseguir una inversión para el desarrollo de tu negocio: Muchas veces el anhelo de iniciar nuestro negocio nos lleva a buscar cualquier alternativa con tal de conseguir la primera inversión. Por esto solemos tomar decisiones equivocadas respecto a préstamos. Lo habitual es acudir a los bancos, sin embargo, te exigen muchos trámites, papeleo y te cobran intereses impagables. Sin embargo, existen otras alternativas de inversión que te permitirán hacer crecer tu negocio sin endeudarte de por vida, solo es cuestión de informarse para tomar la mejor decisión.
  6. Esperar resultados demasiado pronto: La única manera en que las grandes empresas han llegado hasta donde están, ha sido gracias al tiempo, a la perseverancia y adaptarse a las nuevas exigencias del mercado. Cuando inicies tu negocio, recuerda que los resultados no se obtienen de la noche a la mañana.
  7. Pensar que uno puede solo: Cuando te rodeas del mejor equipo, puedes potencializar tus resultados. Cada uno de los miembros del equipo podrá aportar sus talentos para hacer crecer el negocio. Una sola persona no siempre tiene las habilidades ni el tiempo necesario para hacerlo todo.

¿Sabías que…?

  • Jeff Bezos, el fundador de Amazon, renunció a la seguridad de un trabajo y la posibilidad de convertirse en el vicepresidente senior más joven de la firma de inversiones DEShaw. Esto le permitió fundar la empresa más importante de comercio digital del mundo.
  • Tere Cazola, una exitosa empresaria mexicana que se ha convertido en un referente en el sureste mexicano. Comenzó su negocio en la cocina de su casa con la idea de generar un ingreso extra. Hoy cuenta con 28 sucursales propias y emplea más de 150 trabajadores.

María del Carmen Durán González