Frente a la crisis que enfrentamos, aquí te platicamos 8 acciones para salir adelante y fortalecer tu negocio.

Para México y el mundo, el panorama económico se ha tornado incierto debido al impacto del COVID-19. Cientos de negocios han cerrado sus puertas temporalmenteal como consecuencia del llamado a la población para mantenerse en casa como una medida de prevención.

¿Qué pasará una vez que concluya la contingencia?, ¿qué retos enfrentan los negocios para volver a levantarse?  Si bien el panorama que se prevé para las próximas semanas es desafiante, algunos empresarios han dado muestra de que el optimismo y la esperanza es lo que muere al último, sobre todo en los momentos de crisis.

Ejemplo de ello es el anuncio que hizo Cinépolis sobre el cierre de todas y cada una de sus salas hasta nuevo aviso. En sus carteleras se podía leer: “El cine nos enseñó que siempre hay un final feliz. Te vamos a extrañar. Cuídate”. Además, en sus redes sociales, subieron este mensaje.

¿Qué lecciones pueden quedarnos de todo esto?

A continuación te compartiremos ocho acciones que te ayudarán como emprendedor a fortalecer tu negocio en tiempos de crisis:

  1. Elabora un plan de contingencia, el cual te permitirá evaluar cómo continuar con tus operaciones pese al surgimiento de una crisis que pudiera poner en riesgo tu negocio. Evalúa las herramientas que requieres para que tu equipo pueda trabajar vía remota y define objetivos, esquemas de comunicación y seguimientos urgentes.
  2. En todo momento debe mantenerse la comunicación con tus clientes y proveedores. Retomarla desde cero al término de la contingencia haría más complejo el proceso para reanudar las actividades, los negocios pendientes, contratos, etc.
  3. Identifica tus miedos y desafíos, así como los de tu equipo de trabajo, pues aquellas cosas que podrían preocuparte no son necesariamente las mismas inquietudes que tienen tus colaboradores. Demuéstrales tu apoyo y ayúdalos a adaptarse al proceso de cambio que exige la crisis.
  4. Mantente motivado y alienta a tus colaboradores. No hay nada peor que un trabajador sin anhelos profesionales o personales, pues su productividad irá a la baja y generará un impacto negativo en tu negocio.
  5. Destina tiempo para capacitarte y formar a tu equipo de trabajo. Un buen líder requiere estar al tanto de las tendencias y los tiempos de crisis se convierten en el momento ideal para aprender de los retos. Estudia los libros para los que no habías tenido tiempo, consulta la opinión de especialistas y date la oportunidad de reflexionar y analizar.
  6. Piensa siempre en tus colaboradores. En caso de que tu empresa se vea obligada a realizar recortes presupuestales, procura anteponer a tus trabajadores, pues ellos han creído en ti y en tu proyecto, son quienes te ayudarán a salir a flote nuevamente.
  7. Cambia de plan las veces que sea necesario, aprende a adaptarte conforme lo requiera tu negocio. El miedo al cambio es lo que genera la desaparición de muchos negocios y el término de muchos sueños profesionales.
  8. Diseña una estrategia que te permita solventar los gastos básicos de tu negocio en un periodo de crisis. En estos momentos es cuando la falta de liquidez hace que las cortinas se cierren y se haga mucho más difícil abrirlas de nuevo.

Para resumir: cuida a tus clientes, proveedores y colaboradores, aprovecha el tiempo para actualizarte, diseña nuevas estrategias que se adapten al cambio y busca cómo mantenerte motivado. En WORTEV apoyamos a las pequeñas empresas a fortalecer su negocio, por lo que no dudes en acercarte a nuestro equipo para obtener asesoría. 

Juntos podemos impulsar la economía de México frente a la crisis.