La pandemia por el COVID-19 nos ha obligado replantear nuestra forma de vida con  la llamada “nueva normalidad”, en la que deberemos adaptarnos a nuevos esquemas de negocio. Quizá antes de esta situación habías decidido emprender un negocio y ahora todo parece incierto ¿es entonces un buen momento para emprender?

¿Alguna vez has oído el dicho “En tiempos de crisis unos lloran y otros venden pañuelos”? Aunque suene muy trillado, esta idea tiene mucho de razón, pues nos lleva a reconocer dos tipos de emprendedores: los que se dejan vencer por las crisis y los que encuentran en ella una ventaja competitiva.

También, a Albert Einstein le atribuyen la frase: “la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a las personas y los países, porque la crisis trae progresos”. Cuando nos detenemos a pensar en las lecciones que ésta nos da, realmente potencializamos nuestra imaginación, astucia y nuestras habilidades.

¿Qué necesito para emprender en tiempos de crisis?

A continuación te compartimos seis consejos que te ayudarán a reinventarte para generar un plan de acción. Este te debe permitir tomar mejores decisiones para emprender a pesar de las posibles adversidades, como la que vivimos actualmente.

  1. Recuerda que parte del gen emprendedor es la habilidad para sortear momentos difíciles, pues el iniciar un negocio nunca será del todo sencillo.
  2. Dedícale tiempo a pensar y desarrollar tu estrategia de negocio ¿qué es lo que quieres ofertar y cómo piensas hacerlo?
  3. Revisa tu entorno, ¿cuáles son las necesidades de tus clientes y cómo podrías darles solución?, ¿cómo se encuentra el sector o industria en el que te quieres desarrollar?
  4. Considera que, en ocasiones es más conveniente reinventar un negocio que crear una idea desde cero.
  5. Destina parte de tu tiempo para tu educación financiera.
  6. Establece una rutina o jornada de trabajo. El confinamiento nos ha enseñado que contar con tareas y horarios definidos nos ayudará a incrementar nuestra productividad y a su vez, lograr un equilibrio entre la vida profesional y la personal.
¿Qué negocios nos han demostrado que pueden subsistir en las crisis?
  1. Las ventas en línea: Fue gracias a la emergencia sanitaria que debimos adaptarnos al confinamiento y aprovechar las tecnologías para abastecernos de lo necesario. La gente ha optado por surtir su despensa de manera virtual o hacer otro tipo de compras y pago de servicios por esta misma vía.
  2. El cuidado de la salud: El Covid-19 y la influenza nos han enseñado que debemos poner especial atención en este sector. Además, tras el regreso a la “nueva normalidad” seremos más conscientes sobre las medidas de cuidado. Por lo que productos como los cubrebocas, caretas, alcohol, gel antibacterial y jabones serán de gran demanda.
  3. El sector de alimentos: Este sector nos enseñó la necesidad de reinventarse. Si bien los restaurantes debían permanecer cerrados para evitar que más de 10 personas estuvieran reunidas, con la posibilidad de propagar el virus, las entregas a domicilio ayudaron a mantener estos negocios, cuya producción y distribución siempre será necesaria.
  4. La capacitación y formación en línea: El hábito y necesidad de continuar capacitándonos y desarrollando nuevas habilidades continuará. Existen infinidad de cursos, talleres y diplomados en diversas especialidades que van desde el aprendizaje de un idioma, liderazgo, manejo de equipos de trabajo, finanzas personales, redacción, entre otros. Incluso hay algunos cursos dirigidos hacia la vida diaria, como repostería y cocina, carpintería, etc.
  5. Ocio y entretenimiento: Una de las grandes ventajas de la tecnología es todo lo que podemos aprender y experimentar sin siquiera salir de casa. En estos días de confinamiento hay varias plataformas que han presentado cuentacuentos, recorridos virtuales por museos y exposiciones. Sin olvidarnos de las plataformas para ver películas y otras muchas posibilidades como juegos en línea.
  6. La industria de bebidas alcohólicas: A pesar de la emergencia sanitaria, el confinamiento y de no pertenecer a la canasta básica, estos productos son de los más demandados. Esto evidencia el enorme potencial de este negocio que incluso impulsó, por ejemplo, la producción y venta de cervezas artesanales.
Prepárate para emprender e impulsar la economía de México

¿Entonces qué te falta para decidirte a emprender? Rodearse de aliados que cuentan con todas las herramientas y servicios para ayudarte a estructurar y crecer tu empresa. 

Existe una plataforma llamada MéxicoPuede.mx, para vincular y capacitar MiPyMEs de manera gratuita, como una iniciativa del Centro de Competitividad de México (CCMX). La iniciativa estará funcionando 6 meses a partir de mayo. 

Y recuerda que una vez iniciado tu proyecto emprendedor, también podrás contar WORTEV, que brinda servicios para estructurar y crecer tu empresa, a fin de que se haga autosustentable. Trabaja de la mano con los emprendedores para evitar aquellos errores comunes que suelen llevar a la desaparición de los proyectos, como es el manejo financiero. Asimismo, brinda asesoría para desarrollar su modelo de negocio, mejorar sus ventas y sobre todo, cuenta con un fondo de inversión para inyectar capital y asegurarse de su crecimiento.