El ecosistema emprendedor está siempre en constante innovación. Es por ello que encontramos cada vez más propuestas de negocios, alianzas y estrategias de mercado, con las que debemos mantenernos familiarizados. De igual manera, los conceptos se van actualizando a medida en que las empresas y la visión emprendedora se transforma. Conoce dónde se encuentra tu negocio hoy, al definir qué es una startup y una scaleup. 

En el diccionario emprendedor encontramos términos como:
  • Incubadora de empresas: Es un centro generador de negocios, diseñado para acompañar, asesorar y capacitar a los emprendedores, a fin de lograr materializar sus ideas en productos y servicios. Una de sus funciones principales es la de ofrecer una estructura que permita acelerar el crecimiento del negocio y hacer frente a los desafíos derivados de la puesta en marcha del proyecto. Las incubadoras de empresas suelen ser financiadas y apoyadas por compañías privadas, entidades gubernamentales o universidades.
  • Angel investor: Los denominados ángeles de negocio son personas con una capacidad financiera solvente, y suelen contar con experiencia emprendedora, por lo que están dispuestos a invertir en empresas jóvenes. Además de su inversión financiera, suelen aportar conocimientos empresariales para el desarrollo del negocio en el que mantienen una participación y financiamiento a mediano plazo.
  • Design thinking o pensamiento creativo: Hace referencia al proceso creativo o ingenioso para la resolución de problemas. Al reconocer las necesidades de los usuarios y cómo pueden cubrirse por medio de un producto o servicio (principalmente tecnológico).
  • Insight: Son las verdaderas motivaciones de las personas para consumir un producto en particular. Por ello, el emprendedor debe ser capaz de reconocer aquellas fibras sensibles que motivan la decisión de compra de sus clientes potenciales. Puede convertirse en el hilo conductor de una estrategia de comunicación, una campaña de marketing e impulsar las ventas.

Además de estos conceptos, hace aproximadamente unos tres años comenzó a estar en boga un nuevo concepto que hace referencia a la evolución de los proyectos emprendedores y a la consolidación de nuevos negocios, se trata de las “scaleup”.

Una startup
  • Hace referencia a la etapa de inicial o de arranque de un proyecto, cuya idea de negocio se basa en algo que sea fácil y rápidamente escalable.
  • Generalmente hace uso de las tecnologías digitales para llegar a un número mayor de usuarios y clientes.
  • Tienen una temporalidad, ya que su objetivo es convertirse en un negocio rentable y próspero.
  • Tienen un carácter novedoso y suelen asumir un fuerte riesgo en la búsqueda por dominar el mercado.
  • Muestran una gran capacidad para el cambio, por lo que en su proceso de desarrollo suele ser flexibles.
  • Las startups requieren de inversión para lograr su consolidación, por lo que ceden un porcentaje de la empresa a los inversionistas que depositan su confianza en ellas.
  • Suelen contar con equipos multidisciplinarios que las enriquecen.
Una scaleup
  • De acuerdo con la definición del Scale-up Institute del Reino Unido y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las Scaleups son empresas con un promedio de crecimiento anualizado de empleados (o del volumen de negocios) superior al 20% anual, en un período de tres años, y con 10 o más empleados al comienzo del periodo de observación.
  • A diferencia de las startups, se caracterizan por presentar un avance en la consolidación de su modelo de negocio, por lo que ya son capaces de generar empleos, pagar impuestos y generar riqueza.

Para saber si tu emprendimiento está listo para pasar de ser una startup a una scaleup, deberás evaluar su capacidad para convertirse en un negocio masivo. Es decir: ¿podrás abastecer una mayor demanda?, ¿cuentas con los recursos y el equipo de trabajo necesario?

Un factor clave para lograr esta evolución, es la planeación y estandarización de tus modelos de producción, para ayudarte a satisfacer la demanda. 

Por último, te recordamos que el éxito siempre será posible, pero debes estar preparado para enfrentar los obstáculos que el mercado te ponga. En caso de ser necesario para la evolución de tu negocio, puedes acercarte a un mentor o a una organización que te oriente y capacite para que tu emprendimiento logre consolidarse.

Hay muchas alternativas que pueden adaptarse a tus necesidades e incluso acelerar y fondear tu proyecto. Entre estas opciones está Wortev, que actualmente trabaja para apoyar e impulsar los emprendimientos mexicanos y pueden ayudarte a conocer las opciones de crecimiento. También te apoyará en la creación de planes a largo plazo, y en un momento específico, invertir capital para garantizar el crecimiento de la empresa.