¿Te has puesto a pensar cuál es el mensaje que utilizas para la venta de tu producto o servicio? Si la respuesta es no, es importante que te detengas a analizarlo. Lo que dices y el cómo lo dices es el pitch de tu empresa, el cual refleja una imagen que puede atraer inversionistas y aliados o clientes.

Muchos emprendedores han comprendido la necesidad de definir un mensaje con relación a su empresa y es por ello que en este artículo te compartimos algunas recomendaciones para que desarrolles el mejor pitch.

¿Para qué sirve un pitch de empresa?

Esta presentación es comúnmente utilizada por los emprendedores cuando se reúnen con un posible inversor, con la intención de compartir datos específicos sobre el proyecto y su potencial de crecimiento, para que decida si pueden hacer un negocio conjunto.

¿Qué necesito para un pitch exitoso?

  • Dale estructura

Para desarrollar tu pitch, es necesario que comiences dándole una adecuada estructura, la cual debe partir de una introducción en la que te presentes. Luego plantea un problema (¿cuáles son las necesidades que detectaste?) y su solución (¿cómo satisfaces esa necesidad a través de tu oferta?); además identifica y explica el tamaño de mercado que abarcas y aprovecha para exponer cuál es tu proyección de crecimiento anual. 

  • Comparte las tendencias

Investiga y analiza las tendencias, pues esto te permitirá tener un mayor conocimiento de tu negocio. Además te ayudará a ubicar tus principales diferenciadores frente a la competencia y a mantenerte actualizado.

  • Destaca tu modelo de negocio

Explica cómo es la mecánica que utilizas para generar ingresos, ¿cuentas con un margen de precios?, ¿cuál es tu promedio de facturación?, ¿cuáles son tus egresos?, ¿quiénes son tus consumidores? 

  • Crecimiento de tu empresa

Comparte en qué situación te encuentras, ¿cuánta inversión requieres, cómo la utilizarás y qué lograrás con ella?

  • Se breve y conciso

Recuerda que muchas veces los grandes discursos pueden alejar la atención de nosotros, por ello trata de mantenerte centrado en tu mensaje y procura interactuar con la audiencia. Mostrar la pasión que sientes por tu proyecto será clave, pues no hay nada más atractivo que un emprendedor que refleja su lucha diaria para consolidar su negocio.

¿Qué más debo incluir en mi mensaje?

  • Datos reales y objetivos que le den soporte.
  • Evita ser demasiado ambicioso por querer ser atractivo.
  • Adelántate a las dudas y prepara una respuesta para las dudas más comunes e inclúyelas en tu discurso.
  • Apóyate de materiales audiovisuales.

Algo que puede ayudarte a estar listo para este momento es practicar, ¡sí! Puedes ensayar tu discurso más de una vez e incluso tratar de mantener un dominio del escenario. Recuerda que la comunicación no verbal también es importante, es decir, cuida tu postura y ademanes. 

Ten en mente que el tiempo promedio de un pitch es de uno a diez minutos, por lo que te será de mucha utilidad tener un cronómetro a la mano cuando hagas este ejercicio, ya que su exigencia es inversamente proporcional a su duración. La extensión de tu discurso dependerá del tiempo que tengas para exponer.

Esperamos que te ayuden estas recomendaciones y si tienes alguna duda, escríbenos. En WORTEV apoyamos a los emprendedores para que aceleren el crecimiento de negocio en su empresa, a través del apoyo de un equipo especializado e interdisciplinario, la incorporación de nuevas plataformas tecnológicas y fortalecer la administración de los proyectos.